Cirugía podológica

Cirugía Mínimamente Invasiva del Pie


La Cirugía Mínimamente Invasiva del Pie (CMI) es el conjunto de técnicas quirúrgicas que se realizan mediante incisiones milimétricas permitiendo realizar las diferentes modificaciones necesarias a las estructuras anatómicas afectadas y restablecer o mejorar su capacidad funcional consiguiendo una corrección definitiva con el mínimo trauma y mínimo dolor postoperatorio.


Características de la CMI:
  • Se realiza bajo anestesia local, en régimen ambulatorio, lo que permite al paciente andar desde el primer momento.
  • Todos los procedimientos se hacen a través de pequeñas incisiones en la piel (0,2-0,5 mm), siendo el traumatismo en las estructuras anatómicas mínimo. Al reducir las incisiones se disminuye el riesgo de infección y el dolor posquirúrgico.
  • No se utiliza hemostasia durante la cirugía o no se realiza un vaciado sanguíneo del pie, por lo que se previenen las posibles complicaciones vasculares de la cirugía como la tromboflebitis.
  • No se aplican tornillos para fijar los segmentos óseos sino que el especial diseño y localización de las osteotomías realizadas con la CMI, junto al vendaje funcional posquirúrgico nos va a dar la estabilidad necesaria durante el periodo postoperatorio, cumpliéndose adecuadamente las leyes de osificación.
  • Debido a que el trauma ocasionado es mínimo, podemos realizar multitécnicas en un mismo acto quirúrgico, reduciendo el tiempo de postoperatorio y permitiendo la reincorporación del paciente a su vida cotidiana.

Este tipo de técnicas quirúrgicas son un avance muy importante sin duda para resolver diferentes patologías que se producen en el pie como por ejemplo:
  • Juanetes
  • Deformidades digitales
  • Fascitis Plantar
  • Metatarsalgias
  • Juanete del 5to dedo
  • Neuroma de Morton